Envío gratis a Canarias en 24h / 48h *      |      Descubre nuestras tiendas aquí      |      Contacto
Envío gratis* toda Canarias 24h / 48h
Descubre nuestras tiendas aquí
 Contacto

Conoce mejor a tu Chinchilla

Las chinchillas son roedores de pequeño tamaño. Las hembras, de 800 g, son mayores que los machos, de 600 g, y ambos son de mayor tamaño que las chinchillas salvajes. Son animales apacibles y poco agresivos.

Conoce a las Chinchillas

Las chinchillas son roedores de pequeño tamaño. Las hembras, de 800 g, son mayores que los machos, de 600 g, y ambos son de mayor tamaño que las chinchillas salvajes. Son animales apacibles y poco agresivos.
Su pelaje es muy denso y sedoso, aunque incomparable al de las especies salvajes. Precisamente por la particularidad de su estructura capilar, no es conveniente que el animal se manipule en exceso. En especial si se trata de niños, que naturalmente se emocionan ante animalitos tan bellos y desean acariciarlos con profusión.

Principales características

Nombre científico: Chinchilla lanigera
Temperatura corporal: 36-38 ºC
Temperatura ambiental óptima: menos de 24 ºC
Longevidad: 10- 20 años
Madurez sexual: 4 meses hembras y 9 meses machos.
Vida social: Sociables, siempre deben estar en compañía de otros de su especie.
Actividad: Crepuscular y nocturna

Comportamiento

Hablamos de mascotas muy sociables que, una vez cogen confianza, son realmente dulces y cariñosas. Les encantará que las acaricies y premies con golosinas. Inteligentes y fáciles de adiestrar, pueden aprender a atender por su nombre y un pequeño repertorio de trucos. Se comunican a través de chillidos. No es recomendable alojar chinchillas en la misma jaula que otros roedores o conejos. Una chinchilla que viva en soledad estará triste y su calidad de vida será muy inferior a la que tendría en compañía de sus congéneres. Para evitar procrear, aloja a las chinchillas en grupos o parejas del mismo sexo. También se puede alojar un macho castrado con una o varias hembras. Nunca se deben juntar dos o más machos si hay hembras cerca, ya que se pelearán.

Cuidados

La chinchilla deberá salir de la jaula todos los días, al menos 1 hora Golpes de calor Debido a su espeso manto, son muy sensibles a los golpes de calor. Debemos incorporar un termómetro en su jaula. Si la temperatura sube de 25 ºC, la chinchilla puede sufrir un golpe de calor. Podemos poner baldosas, o botellas de agua congeladas dentro de la jaula En caso de tenerlas en un lugar con aire acondicionado, hay tener mucho cuidado de que el chorro de aire no les de directamente. En los meses de calor lo mejor es intentar evitar que la chinchilla se acalore por lo que el ejercicio no es recomendable. Los síntomas de un golpe de calor son decaimiento, animal tumbado, respiración agitada, mucosas de color rojizo brillante, saliva espesa y, en ocasiones, diarrea hemorrágica.
El animal entra en shock y muere. En caso de que nuestra chinchilla sufra un golpe de calor, le intentaremos bajar la temperatura mojando el pelo con agua fresca y llamaremos de inmediato a un veterinario especialista en exóticos que valorará la necesidad de aplicar un tratamiento anti-shock, terapia de fluidos intravenosa u otros. Llévala a a un veterinario especialista en animales exóticos para una revisión completa al menos cada 6 meses.

Dónde y cómo tenerlos

Sobre la jaula: Debe ser vertical, con diferentes alturas y, a ser posible, sin elementos de plástico. Las baldas pueden ser de madera, metal o metacrilato. El suelo nunca debe ser de rejilla. Las medidas mínimas para una pareja de chinchillas son 1,50 metro de alto x 80 cm de largo x 50 cm de ancho. Y deberá tener un mínimo de 4 alturas diferentes. Si tenemos más chinchillas, la jaula debe ser más grande, especialmente a lo alto, y con más alturas diferentes. Aparte de las jaulas específicas para chinchillas, algunas jaulas para hurones o pajareras pueden ser adecuadas. Debe evitarse que haya huecos por los que la chinchilla pueda caer desde mucha altura. Debe situarse en un lugar tranquilo, lejos de corrientes de aire pero que no sea caluroso, nunca expuesta la sol en su totalidad ya que las chinchillas deben tener siempre un lugar fresco en el que refugiarse. A diario se retirarán los resto de comida y se hará una limpieza rápida de la bandeja o esquinera. Una vez a la semana se debe limpiar la jaula en profundidad con detergentes no agresivos o vaporeta y vinagre.

Bebedero
 de biberón de plástico duro o cristal. El depósito debe ponerse fuera de la jaula para evitar que lo destruyan y Comedero a ser posible colgado y bien sujeto para evitar que se vuelque o se caiga.

Soporte para el heno de fácil acceso que mantenga el heno seco y limpio.

Esquinera o bandeja con el sustrato para hacer sus necesidades.

Baño de arena
 con arena específica para chichillas. Debe estar normalmente cerrado o fuera de la jaula excepto durante los momentos del baño.

Caseta para esconderse.

Rueda de ejercicio tipo plato (flying saucer) o rueda grande (Mínimo 28 cm de diámetro) de metal.

Baldas, puentes, tubos y ramas para fomentar el ejercicio físco y evitar el aburrimiento. Los sustratos más adecuados son pellets de serrín prensado o de viruta prensada, celulosa o paja. Nunca se debe usar arena de gato (sepiolita, bentonita o sílice) pues le podría provocar problemas respiratorios, hacerle daño en las patitas y se lo podría comer, lo que puede tener consecuencias fatales. Tampoco es adecuado el uso de serrín suelto o virutas de maderas sueltas.

Higiene de la chinchilla. La chinchilla nunca debe bañarse con agua. Ellas mismas se limpian y acicalan constantemente.

Baño de arena: Una vez al día o en días alternos debemos poner a las chinchillas su baño de arena para mantener su pelo en óptimas condiciones. Ellas instintivamente se revolcarán en la arena. La bañera no debe estar siempre accesible para evitar un exceso de sequedad en la piel, pelo y mucosas y que la arena se ensucie demasiado rápido con heces y orina. Por ello dejaremos el baño disponible durante 20 minutos y luego lo retiraremos. La arena debe ser específica para chinchillas, no se debe utilizar arena de la playa, talco ni otros sustratos.

Higiene del habitat Tanto la jaula como todos sus accesorios se deben mantener limpios y desinfectarse con cierta regularidad. Es muy importante sobre todo mantener el entorno libre de humedades y de restos de comida que puedan fomentar la proliferación de bacterias.

Alimentación

La base de la alimentación de la chinchilla es el heno. Además se le ofrecerá una ración de pienso específico y una pequeña ración de verdura al día

85%: Heno. El heno es la principal fuente de fibra que asegura el buen funcionamiento del aparato digestivo. Además permite el correcto desgaste de dientes y muelas evitando problemas que pueden llegar a ser muy graves y poner en peligro la vida del animal. No deben comer un solo tipo de heno. Los henos más adecuados son los de fleo (Timothy) y de alfalfa. Además se les darán otros tipos de heno: gramíneas (por ejemplo dáctilo – Orchard Grass), otras leguminosas o cereales (por ejemplo heno de avena). También es adecuado suministrarles una variedad de hierbas y flores secas. Por ejemplo el cardo mariano seco les encanta. Debe ser verde, oloroso y guardar en lugar fresco

10%: Pienso de alta calidad: que tenga la mayor concentración de fibra posible, nunca menos del 20% en fibra. Idealmente que contenga: 36% fibra; 16% proteína y 4% grasa.

5%: Verdura de hoja verde. Deben estar lavadas y secas, y proporcionadas por la noche, y retirar las sobrantes (evitar fermentación) Ideales: Acelga, espinaca, escarola, endivia, berros, canónigos, rúcula, hojas de zanahoria, alcachofa, apio, diente de león, trébol. Ocasionalmente fruta: la manzana es la más indicada. Muy esporádicamente, como premio, se pueden dar frutos secos crudos sin sal en muy pequeñas cantidades.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *