Qué debes saber antes de decidirte a tener un gato

Lo primero que debes de plantearte es que un gato o cualquier otro animal de compañía es un ser vivo que tiene sentimientos y necesita de tus cuidados y, sobre todo, de tu tiempo. En el caso de los gatos, durante al menos de 13 - 17 años, así que ten en cuenta que formarás un compromiso a largo plazo con un nuevo miembro de tu familia. No son objetos que podemos desatender o devolver.

Lo primero que debes de plantearte es que un gato o cualquier otro animal de compañía es un ser vivo que tiene sentimientos y necesita de tus cuidados y, sobre todo, de tu tiempo. En el caso de los gatos, durante al menos de 13 - 17 años, así que ten en cuenta que formarás un compromiso a largo plazo con un nuevo miembro de tu familia. No son objetos que podemos desatender o devolver.

Lo segundo: ¿un gatito o un gato adulto?

Los gatitos son unos de los seres más adorables del mundo, y debes tener en cuenta que son muy juguetones y necesitan gastar mucha energía, ¿estás dispuesto? También rasguñan y muerden jugando, y si no le brindas los estímulos suficientes, rasguñarán tu casa. Como compensación te brindarán muchos momentos de risas, compañía y muchos ronroneos.

Por otra parte, los refugios están llenos de gatos adultos cariñosos que por lo general las personas no adoptan. Un gato adulto será más calmado y tranquilo que un gatito, pero también puede tener problemas de comportamiento debido a sus vivencias anteriores. Con paciencia, amor y dedicación podrás ser lo más valioso para el felino que elijas.

Lo tercero, recomendaciones para cuidarlos adecuadamente:

Alimentación

La comida para gatos preparada viene en una gran variedad de tipos: secas o húmedas. A diferencia de los perros, debes saber que para los gatos es recomendable proporcionarle comida húmeda, al menos 1 vez al día.

En cuanto a la comida seca, debes asegurarte de que esta sea de buena calidad ya que al ser carnívoros estrictos, necesitan una alta cantidad de proteínas y suplementos como la Taurina. Es importante que sigas las recomendaciones de tu veterinario a la hora de alimentarlos, ya que tienen a padecer de obesidad y esto conlleva, a más trastornos saludables.

Por otro lado, los felinos se acicalan o se bañan ellos mismos, lo cual ocasiona que ingiera gran cantidad de pelo, por ello debemos suplementar su dieta con malta que ayudara a digerir estos pelos y así evitar que se formen bolas de pelo e estomago que causa vómitos espontáneos y seguidos, o estreñimiento. Además, si eliges una malta de gama veterinaria, añadirás vitaminas, ácidos grasos esenciales y taurina, tan beneficiosos para su salud..

Cuidados

Un gato no necesita que lo bañen, pero dependiendo de su pelaje necesitará que lo peines constantemente para evitar nudos, la caída del pelo y el acicalamiento reiterado.

Visitas al veterinario

Si ya tienes un felino en casa, recuerda que antes de traer otro, deberás testarlos contra el sida y la leucemia felina, ambos virus son muy contagiosos y no tienen tratamiento. En los casos en que el test confirmara la enfermedad, no deberás juntarlos a fin de evitar la enfermedad en ambos.

Como mínimo deberás visitar a tu veterinario el primer año cada 3 semanas unas 4-5 veces a fin de cumplimentar un buen plan de vacunación donde debe incluir el test de leucemia. Después, solo deberás ir 1 vez al trimestre, a fin de realizar la correspondiente desparasitación interna y revacunación anual para mantener adecuadamente la salud de tu gato.

Recuerda que tu felino aunque no salga de casa debe estar identificado mediante microchip y tener la vacuna de la rabia. De igual forma deberás poner cada mes un preventivo frente a parásitos externos, aunque tu minino no salga de casa, tu si, y puedes ser un vector portador para estos desagradables huéspedes.

Así mismo si tu felino tiene más de 6 años, deberás planear una analítica sanguínea cada año, ya que tienen a padecer problemas de riñón o diabetes, con el fin de actuar a tiempo.

Haz que esterilicen o castren a tu felino, esto reducirá los problemas hormonales como deambular, maullar, hacer las micciones fuera del arenero o escaparse en las épocas de celo Además evitarás los embarazos no deseados, las pio metras o tumores.

Accesorios gatos

Arenero:
A los gatos no hace falta pasearlos, como a un perro, para que hagan sus necesidades. Sin embargo, deberás proporcionarle una caja de arena para que sea su “cuarto de baño”.

Importante a tener en cuenta:
 Coloca la caja de arena en un lugar tranquilo fuera de ruidos fuertes o donde pueda ser molestado

 Recuerda que si tienes más de un gato deberás tener un arenero más, que gatos tengas, de lo contrario puedes tener problemas de jerarquías, dominancias o estrés y los gatitos son muy propensos a padecer trastornos urinarios asociados al estrés. ( Ej: 3 gatos =4 areneros)

 Deberás recoger la arena a diario y cambiarla en su totalidad al menos 1 vez por semana. Y lavarla completamente al menos 1 vez al mes con lejía

 Elige una caja lo suficientemente grande para que tu gato quepa sentado y se pueda dar la vuelta con facilidad. Los gatos se sienten más cómodos con una caja grande de espacio más q de altura, pero debes tener ambos factores en cuenta

 Los gatos son animales de costumbres, por ello si esta a gusto con un tipo de arena, procura no cambiársela ya que podrías hacer que se moleste y haga sus deposiciones fuera. De igual forma, procura no usar olores fuertes que pueden hostigar al gato

Rascadores:
Rascar es imprescindible para tu minino y es imposible que puedas evitarlo. Pero si puedes acostumbrarlo a que lo haga sólo en los sitios habilitados para ello. Además, hay que recordar que animales que viven en 3 dimensiones necesitan saltar, escalar y explorar. Por lo tanto, a la hora de elegir los rascadores deberás proporcionar al menos uno que cumpla las tres funciones: rascar, saltar y esconderse y, otro más, vertical que le permita rascar. Puedes optar por rascadores de cartón o madera que coloques en sitios estratégicos de tu casa, las puertas o las esquinas de los muebles.

Comentarios

Deja tu comentario